06 agosto 2008

Os regalo una rosa asturiana para los de acá y los de allá, envuelta en el tímido sol veraniego del norte y en el salitre cantábrico de mi mar
En nada regreso al Río de la Plata para continuar con anécdotas y reflexiones
para programar mil y un viajes
Ahora me toca reposar
respirar hondo
y reunadar la caminata
pasito a pasito
Besos

1 comentario:

Casi sé quien soy ... dijo...

Gracias por la rosa!!

Disfrutá el verano, de tu tierra, de tus seres queridos!

En nada yo iré para el norte. No lo puedo creer!!

Besos,