20 abril 2008

La Cumparsita cumple 91 años y como es un tango uruguayo, aunque los argentinos lo usen en sus desfiles olímpicos, desde ayer suenan sus diferentes versiones a las 12.00 y a las 18.30 en la esquina del Palacio Salvo con la Plaza Independencia, donde estaba situada la confitería La Giralda, el primer sitio donde se interpretó.

Olvidaros de las filigranas y líos de piernas que se ven en los bailes de competición, el tango de calle, el que baila la gente no experta, es mucho más sencillo, más limpio, parece hasta fácil... Y es que como contaba ayer el escritor Mauricio Rosencof, si el tango nació en los arrabales portuarios nadie se imagina a los marineros (posiblemente bastante ebrios) bailando en plan estiloso con la prostituta de turno.



5 comentarios:

Libertad dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Libertad dijo...

No sé si sabes que para mí bailar es un acto tan vital como respirar. Lo malo es que, en los últimos tiempos bailo mucho menos de lo que me gustaría (aproximadamente, un 10% menos de lo que necesito para sentirme bien). Siempre me dijeron que en eso de las capacidades psicomotrices me llevaba la palma y parece ser que bailar tampoco se me da mal. Pero hablo de bailar modestamente, siguiendo el ritmo y las propias emociones, sin filigranas y despatarres de bailarina profesional.
Bailar me eleva como pocas cosas, me desata en el mejor sentido de la palabra, me hace sentir feliz, nueva, me devuelve la autoestima hasta que terminan los últimos acordes. E insisto: lo hago a mi manera, sin despropósitos, pero también sin excelencia.
Creo que ese es también el tango auténtico, el de la calle, el que carece de técnica o malabarismos, pero se siente y se vive con el corazón y los músculos.
Durante mucho tiempo, hice una campaña de lo más infructuosa para animar a algún amigo a apuntarse a lecciones de tango conmigo. Nadie hizo amago. Tú quédate con ese tango de verdad, y nos echamos unos bailes en la primavera uruguaya.
Besote, mi niña.

Libertad dijo...

Aps, una cosilla: aquí te dejo el link al artículo sobre Espinete. La verdad es que, después de conocer la vida del Espinete y del chema reales, me habría dadopara el triple de palabras, pero ya sabes qu en prensa son otros quienes deciden esas cosas, implacables, aunque les digas que tienes una historia genial, que a lo mejor no es tan interesante como las idas y venidas de Telma Ortiz con la prensa, pero que merece la pena ser contada. Por eso, me tomaré la venganza por mi mano y dedicaré una amplia entrada en mi blog a Espinete y Chema. Otra cosa: en la edición en papel también aparecía una foto de la pareja hace un par de años, din disfraces. Siento que no la hayan puesto en la edición digital. De todas formas, tengo esas fotos y muchas más así que, las reservo para el blog también. Ale, que lo disfrutes y que te guste: http://www.elmundo.es/suplementos/cronica/2008/653/1208642412.html

Besote grande

Libertad dijo...

Y aquí voy otra vez. En fin... He comprobado el link y no funciona. Lo mejor es que vayas a www.elmundo.es/cronica y busques. El titular es: Chema, el panadero, amó hasta el final a Espinete. Espero que lo encuentres con facilidad. De todos modos, te dejaré el link por correo también. Besote.

sun dijo...

Mariiiiaaa!!! El finde que viene los efebecarios chilenos se vienen a BAS, estás invitada a participar en el Efequedada, tienes sitio en casa, si te apetece avisa!!! Etsán de jueves a domingo. Besos!!