09 mayo 2008


Uruguay es un país eminentemente plano, cuya mayor cumbre geográfica supera escasamente los 500 metros de altura.
Desde la capital no eres consciente de esa realidad porque estás siempre rodeado de edificios, te asomas a la rambla y ves el río, hay un cerro enfrente que parece una montañita... Pero en cuanto empiezas a rodar por las carreteras lo notas.
Kilómetros y kilómetros de rectas y llanuras.
Pleno terreno de pampas.
Estepa enmarcada por la frontera brasilera del norte, los ríos del oeste, el océano del este y las aguas de plata del sur.
Mucho terreno aún por recorrer, dentro y fuera de esos límites, en los 8 meses que me quedan por estos lares.
Por suerte me quedo con las pilas cargadas a tope.
Los progenitores se fueron esta mañana alumbrados por una estrella de suerte, porque después de salir su vuelo cancelaron unos 7 por las cenizas del volcán argentino ese que está en erupción, que parece que llegan hasta aquí.
¿Mis mocos y alergia repentinos tendrán algo que ver?
Aunque parezca raro no me he quedado triste.
Me han dejado la sonrisa boba del que se siente apoyado, querido y respetado. Nunca podré agradecerles lo bastante el esfuerzo de venir hasta aquí a compartir kilómetros, espectáculos, comidas, cenas, sonrisas y alguna lágrima.
Seguro que ella se encarga de contaros cientos de cosas más en su blog (http://ceceda-camino.blogspot.com/)

En la foto el cerro de Arquita. Terreno volcánico al norte de Montevideo.

La naturaleza nunca dejará de sorprenderme.

3 comentarios:

suspiros de sal dijo...

Cerro de Arequita (con e), no de Arquita como puse. Siento el lapsus

Ceceda dijo...

vi muy poco del pa�s, de la ciudad creo que lo m�s destacable, pero qued� con el convencimiento que est�s entre buena gente y no sabes la tranquilidad que da eso.
Besotes

Pillary dijo...

Impresionan también en Argentina esas explanadas de nada, con las que en la España a la que ahora regreso cualquier Pocero de la vida se pondría las botas a base de pobres inconscientes hipotecados. Aprovecha la experiencia, te seguiré desde la otra orilla! (Por cierto, los de la canción son compatriotas tuyos, Cuarteto de Nos! Gracias por tus ánimos)
Mucha suerte y besos!